29.FEB Sábado, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Demanda interna crecería 1% entre abril y junio

Asimismo, el BCRP calculó calculó que esta disminuyó 1% durante el primer trimestre de este año.

Mayor optimismo. Inversión privada también aumentaría. (Mario Zapata)
Mayor optimismo. Inversión privada también aumentaría. (Mario Zapata)

El último reporte del Área de Estudios Económicos de Scotiabank calculó que, para el segundo trimestre de este año (abril-junio),* la demanda interna registraría un crecimiento de cerca de 1%*.

Esta estimación sería mayor al resultado presentado durante el mismo periodo en 2016, cuando la demanda interna solo aumentó 0.3%, consiguiendo ser la segunda tasa más baja de ese año.

El reporte también proyectó, a nivel desagregado, una leve recuperación de la inversión privada debido a que la ejecución de algunos proyectos de infraestructura –como la Línea 2 del Metro de Lima– ha empezado a acelerarse a partir de marzo y, además, en abril las expectativas empresariales han comenzado a mejorar.

De igual forma, previó una recuperación de la inversión pública en la medida que se inicien las obras de rehabilitación por el fenómeno de El Niño.
Cabe recordar que, según el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), la demanda interna registró una caída de 1% durante el primer trimestre del año 2017, primer resultado negativo presentado desde el último trimestre de 2009.

“A diferencia de 2009, cuando la demanda interna se vio afectada por la crisis financiera internacional, durante el primer trimestre de 2017, la actividad económica sufrió el choque de dos factores locales. Por un lado, el fenómeno de El Niño (FEN) más intenso desde 1998 y, por otro, el escándalo de corrupción asociado a las obras ejecutadas por las empresas brasileñas”, señaló el estudio.

El primer factor impactó la evolución del consumo privado (+2.2%), especialmente en la zona norte del país. A los efectos negativos del FEN se adicionó el menor dinamismo en la generación de trabajo (empleo formal urbano aumentó sólo 0.8%), el estancamiento en el nivel de ingresos (cayó 0.2%) y la desaceleración del crédito de consumo, creció en menos de 9%.

Por su parte, la inversión privada (-5.6%) continuó con su tendencia negativa afectada por los problemas legales y políticos de varias obras relacionadas con Odebrecht.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.