27.JUN Martes, 2017
Lima
Última actualización 05:13 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Última carta

Compartir:
Opinión

Adoptar políticas que garanticen un ingreso –mínimo y universal– es el tema que más discusiones está causando entre académicos, hacedores de políticas y empresarios.

Se trata de una idea simple: asegurar a todo ciudadano un ingreso pequeño pero fijo. Sin importar si se es rico o pobre, si se tiene trabajo o no, cada individuo recibe una transferencia fija todos los meses. Es una transferencia suficientemente grande para cubrir un mínimo de necesidades, pero a la vez suficientemente pequeña para no desincentivar el trabajo o el espíritu emprendedor.

Esta discusión ha llevado a que se realicen algunos pilotos en algunas regiones en países en desarrollo y a consultas populares en países como Suiza (donde ganó la opción de no implementar este mecanismo). Es un debate en marcha.

Esta propuesta puede ser costosa (fiscalmente), pero es factible si va con una estrategia de financiamiento que asegure que los pobres reciben un beneficio neto y que los ricos devuelven lo recibido a través de sus impuestos. En algunas de las propuestas, esta resulta fiscalmente neutra.

Las propuestas partieron de quienes trabajan para erradicar la pobreza y vulnerabilidad, pero hoy está también en los debates del World Economic Forum. El creador de Facebook lo mencionó en Harvard hace poco señalando que esta medida serviría para enfrentar los cambios en los mercados laborales que se nos vienen fruto de la automatización y del uso de la inteligencia artificial.

Acá, el tema recién se discute en pequeños círculos académicos, pero viene con fuerza, así que mejor pongámoslo en nuestra agenda para no llegar tarde a las ideas de avanzada.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.