23.JUN Viernes, 2017
Lima
Última actualización 05:31 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Toma la posta

Compartir:
Opinión

Las buenas noticias, las que cuentan historias de valor que merecen ser repetidas y compartidas no han sido tradicionalmente las que más abundan en los medios. ‘Bad news is good news’ (malas noticias son buenas noticias) para un medio, solía decirse.

La tragedia, el drama, el escándalo concitan nuestra atención como humanos y ello se llevó a las primeras planas y los titulares. Es cierto que hay un tipo de gran buena noticia que es un éxito para los medios: las referidas a los triunfos deportivos; por ello, cuando ocurren, son titular e imagen principales.

En Perú21, aparte de la información noticiosa diaria, hay espacios en los que se quiere compartir historias de valor de diverso tipo. Me permito destacar aquí las secciones Mujer.21 y Emprendedor.21. En el primer caso, incluso el punto de partida puede haber sido una historia dramática, pero se muestra el talante y empuje de la mujer que sale adelante. En el segundo, se resalta un caso que puede ser oportunidad de negocio en nuestro país de imaginación, ‘recurseo’ y emprendimiento. Algo que para algunos podría parecer menor o muy sencillo puede cambiar la vida de una persona y de una familia.

El consumo de contenidos en redes sociales también muestra que por esta vía no se comparte solo hechos negativos. Se comparten contenidos atractivos, valorados como positivos y que contribuyen a la felicidad. Y aquí Perú21 tiene una buena veta que explotar. La reflexión de las buenas noticias en los medios vino a propósito de la columna publicada ayer por Sandro Venturo sobre el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas, que motivó un pedido a través de Facebook para que Perú21 informe sobre las iniciativas de cuidado del paciente de cáncer, como las de las personas que han formado hogares temporales para las personas que vienen de provincias a un tratamiento largo. Mientras escribo esto, se me ocurre que incluso se podría premiar iniciativas de este tipo, fomentando la solidaridad y la responsabilidad social.

2. “Quiero comentarle algo que puede parecer trivial, pero las recetas publicadas por Hirka Roca Rey en los últimos meses creo que son demasiado repetitivas”, me escribe Guillermo Santisteban. A él y a los demás lectores como Félix Vivar que me han hecho llegar varias observaciones en el mismo sentido, les digo que el director está muy al tanto de esto y trabaja con su equipo en una actualización de esos contenidos. Además, a los compradores del diario impreso les digo que las ricas recetas que vinieron en folios coleccionables fueron precisamente preparadas por Hirka. No exagero al decir que algunos lectores me han comentado que tienen sus recetas como en álbum y otros incluso las han organizado en un cuadro Excel. Así que vamos, Hirka, los lectores aprecian tus recetas, las recortan del impreso y las coleccionan; sorpréndelos con más tips y preparaciones para compartir con la familia y amigos. Los lectores de Perú21 lo agradecerán.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.