23.JUN Viernes, 2017
Lima
Última actualización 05:26 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Toma la posta

Compartir:
Opinión

Discriminación en el banco X. Discriminación en el supermercado Y. Reemplace usted los factores X e Y por el nombre de cualquier empresa. Si lee alguno de esos títulos, es muy probable que piense que una persona ha sido objeto de una práctica discriminatoria dentro de esa entidad y por sus trabajadores.

Hechos de discriminación que aún abundan, hoy felizmente son registrados y reportados de inmediato con la facilidad de la tecnología portátil en el celular. Así, cualquier persona graba agresiones verbales, gestuales o físicas, las sube a sus redes y se viralizan.

El problema es cuando un medio periodístico las comparte sin mayor filtro, precisión de contexto o precisa los hechos y protagonistas, transmitiendo desde los titulares la idea de que la entidad mencionada o su personal han sido los agresores, aunque en verdad la agresión haya sido de un cliente a otro. Es cierto que llama más la atención ver el nombre de una conocida empresa en tu titular asociado a agresión o discriminación, y por eso debe haber periodistas que no tienen mayor reparo en dejarlo así, cosa que en Perú21 vigilan que no ocurra.

La última semana, la joven Lorena Barcena pasó un mal momento por el trato que le dio otra clienta en una agencia del BCP y Perú21 tituló una nota inicialmente “Facebook: Mujer denunció haber sido víctima de discriminación en el Banco de Crédito de Surco”. En otra versión, una corrección por iniciativa propia de la redacción, el titular fue más ajustado a la realidad: “Facebook: Mujer denuncia que fue discriminada por una clienta en el interior de un banco en Surco”.

Un asunto aparte es informar sobre las prácticas de control de una situación de violencia de este tipo dentro de una entidad de servicios al público, como lo son bancos o supermercados. ¿Cuáles son los protocolos que siguen los equipos de seguridad? ¿Basta que se acerque un vigilante? ¿Este debe actuar con fuerza física o debe buscar a un policía? ¿En el caso de un banco, los empleados deberían dejar sus puestos e intervenir, sacar a quien insulta o agrede, consolar al agredido?

Planteo estas preguntas porque en más de una ocasión he leído comentarios del tipo “y los trabajadores del banco no hicieron nada”, supongo que esperando una intervención de varios empleados para sacar al discriminador. Hay que pensar en los protocolos de seguridad y en si los trabajadores están facultados para ello. Me pregunto qué pasaría si un incidente de supuesta agresión o discriminación fuera una finta, una maniobra distractiva para cometer un delito. Perú21 se comunicó con el BCP. Este debe explicar sus procedimientos. También sería oportuno preguntar a la Superintendencia de Banca y Seguros qué se hace en estos casos y sobre las políticas contra la discriminación de las instituciones supervisadas.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.