23.JUN Viernes, 2017
Lima
Última actualización 10:34 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Toma la posta

Compartir:
Opinión

Ayer, mientras caminaba frente a la tienda Wong, ubicada en el centro comercial Chacarilla, tres personas se acercaron al auto de una señora que acababa de hacer sus compras. El primero –vestido de amarillo– para cobrar por el parqueo municipal. El segundo para cobrar por cuidar el carro (“le lavo o le cuido”). Y el tercero –probablemente coludido con el segundo– para cobrar por las “gastadas plumillas”, que él mismo acababa de romper, según pude comprobar.

Aunque Wong podría hacer algo más que cruzarse de brazos (¿poner cámaras y coordinar con Serenazgo?), la empresa puede decir que tiene un estacionamiento detrás y que esta solo se hace responsable por los vehículos que se cuadran allí.

El caso de la Municipalidad de Surco, sin embargo, es diferente. Las municipalidades solo pueden cobrar impuestos, tasas o contribuciones. Nada más. El cobro por parqueo vehicular es una tasa, es decir, un cobro que se realiza a cambio de un servicio específico que se da. ¿Cuál es, en este caso, el servicio que ustedes brindan? ¿Servicio de estacionamiento sin seguridad vehicular? Y si es así, ¿están ofreciendo suficiente seguridad como para no tener que pagar cupos a terceros por el uso de la vía pública?

Los cobradores municipales, a quienes consulté, afirman que cobran solo por parqueo. Y claramente, hay muy pocos serenos dando vueltas por el lugar, como para que la calle no termine lotizada por mafias de cobradores, lavadores y plumilleros.

No solo es indignante para los vecinos tener que pagar tres cupos por cuadrarse en su distrito, sino que –en el extremo– sería más beneficioso que retirase a sus “hombres de amarillo”, quienes difícilmente generan una alta recaudación municipal, de tal manera que los vecinos solo tengan que pagar uno o dos cupos por el uso del espacio público.
Piénselo.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.