23.JUN Viernes, 2017
Lima
Última actualización 05:31 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Toma la posta

Compartir:
Opinión

“Talara costará un monto similar al que el gobierno destinará a la reconstrucción. ¿No es preferible reconstruir el norte y darle ingresos y esperanza a la población a perder plata en Talara?”.

El proyecto de modernización de la Refinería de Talara debe ser detenido si al gobierno le interesa el bienestar social. Los US$5,400 millones que cuesta Talara son un insulto al 21% de pobres, al 44% de anemia infantil y al 26% de niños con desnutrición crónica en el campo.

El problema fundamental con Talara es que no tenemos oro negro que refinar. Si la producción de petróleo es de 40 mil barriles diarios (bdp), ¿por qué se está haciendo una refinería con capacidad de 95 mil bdp? ¿No es obvio que sería más barato importar los combustibles ya refinados?

El segundo problema con Talara es su elevado costo: US$5,400 millones. Según el estándar internacional, una refinería nueva de 95 mil bdp no debería costar más de US$1,900 millones. ¿Por qué modernizar Talara cuesta casi el triple de lo que cuesta una refinería nueva? En 2008, cuando producíamos más petróleo, el proyecto de Talara costaba US$1,300 millones. ¿Por qué el costo se ha multiplicado por 4?

Entre 2004 y 2014 las refinerías ganaron US$5 por bdp como promedio mundial. Con este margen, si Talara opera al 90% de su capacidad, las pérdidas de hacer la refinería serían superiores a los US$3,666 millones. Lo más probable es que se pierda más porque Petroperú es modelo de ineficiencia: ha sido incapaz de darle mantenimiento a un oleoducto que se cae a pedazos.

Talara costará un monto similar al que el gobierno destinará a la reconstrucción. ¿No es preferible reconstruir el norte y darle ingresos y esperanza a la población a perder plata en Talara? Si paramos Talara se podría dar agua y desagüe a todos los peruanos.

En el debate electoral, Alfredo Thorne criticó Talara con dureza y dijo que el dispendio le costaba 67 mil soles a cada peruano. ¿Por qué entonces el MEF le ha dado luz verde a la emisión de US$3 mil millones de bonos de Petroperú para financiar este despropósito? ¿Por qué endeudamos así al país? ¿Por qué el MEF ha inyectado US$400 millones a Petroperú en febrero si al mismo tiempo se opone a que militares y policías tengan mejores pensiones? ¿Por qué Gonzalo Tamayo, titular del Minem, no se opone al lesivo proyecto?

¿Pueden prometernos Petroperú o el gobierno que el costo de Talara no seguirá aumentando? Urge detener Talara y realizar una evaluación independiente de cuánto se ha avanzado y cuál será el costo final. Es probable que estemos a tiempo de evitar otro asalto a la economía popular.

¿Quién gana con Talara? Que el asunto Pura Vida no nos distraiga de preguntar ¿por qué el gobierno de PPK está empecinado en continuar con los elefantes blancos de Ollanta Humala?


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.