30.OCT Viernes, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Bélgica: Esta musulmana se tomó selfies frente una manifestación antiislámica y la dejó en ridículo

Cerca de cuarenta miembros del partido de extrema derecha, Vlaams Belang, sostenían carteles con frases como ‘Fuera el pañuelo’ o ‘Stop al Islam’.

Bélgica: Esta musulmana se tomó selfies frente una manifestación antiislámica y la dejó en ridículo. (Twitter/@rabiosaaloca)
Bélgica: Esta musulmana se tomó selfies frente una manifestación antiislámica y la dejó en ridículo. (Twitter/@rabiosaaloca)

Zakia Belkhiri (@rabiosaaloca, en Twitter) es una joven musulmana de veinte años, proveniente de la ciudad de Amberes (Bélgica), que la semana pasada le hizo frente a un grupo de 40 manifestantes que se plantaron en la Muslim Expo —una feria que aborda la cultura y el estilo de vida de los musulmanes— para protestar en contra de su identidad.

Se trataba de miembros del partido de extrema derecha Vlaams Belang, que sostenían carteles con frases como ‘Fuera el pañuelo’ o ‘Stop al Islam”.

[Bélgica: Salah Abdeslam, sospechoso de los atentados en París y Bruselas, fue extraditado a Francia]

Según consigna Verne, allí se encontraba Filip Dewinter, líder del partido, quien, con megáfono en mano, gritaba a coro con los demás manifestantes: ‘Vete a tu casa, Islam’ o ‘No al Halal’ (es decir, el conjunto de prácticas permitidas por la religión en cuestión).


En ese momento, la joven Belkhiri apareció con su cabeza cubierta y su celular en mano, y fuera de todo pronóstico comenzó a tomarse selfies —marcando el signo de la paz con los dedos y posando ante las cámaras— junto al líder de la protesta y los demás manifestantes.

Jurgen Augusteyns, fotógrafo y autor de las imágenes, dijo al citado medio que la situación al principio fue extraña, pero que luego fue graciosa: “Ella logró que los que protestaban fueran los que se sintieran incómodos”. Algunas de las imágenes se han hecho virales.

[Bélgica hace nuevo llamamiento para localizar a terrorista de atentados en Bruselas]

La mujer rubia y con chaqueta rosa chicle que aparece en la imagen (abajo) es Anke Vandermeersch, miembro del Vlaams Belang. Ella comenzó a decirle a Zakia Belkhiri que su religión no permitía el uso de celular. Augusteyns, el fotógrafo, comentó a Verne que la joven musulmana se rió y le dijo que “debería aprender de verdad lo que significa el islam en vez de decir tonterías”.

Según el profesional, la relación entre Bélgica y el islam es bastante complicada. Explicó que el país de por sí ya está dividido, por lo que la integración de la comunidad islámica, sobre todo tras los atentados de París y Bruselas, ha sido más dificultosa todavía.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.