22.SEP Martes, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Pretender evaluar un gobierno por los primeros 100 días es prematuro e irreal, rara vez la oposición estará satisfecha con el balance.

Hay preocupación en la ciudadanía respecto al gobierno tras el escándalo Moreno y el “negociazo”, además de la conflictividad que empieza a sentirse (Bambas y río Marañón) y las perspectivas de conflicto (Conga, Tía María y Santa Ana). La aprobación presidencial cayó 10 puntos, nada dramático, pero no hay que subestimarlo.

Aún es pronto para exigir resultados, pero se ha notado un cambio de ánimo, tras el exagerado optimismo inicial. Hemos pasado a una etapa más real donde se aprecia que los problemas (tramitología, seguridad ciudadana y corrupción) no son sencillos de resolver. No alcanzan los buenos equipos; la voluntad política debe ir acompañada de actos y acciones que resuelvan los temas más allá del discurso.

Los 100 días han servido para dotar al país de un sentido de realidad y al gobierno a aquilatar la envergadura del encargo que tendrá en estos 5 años. Las cosas rara vez funcionan en la realidad como parecen diseñadas o imaginadas, y manejar un país suele ser más complejo.

El sinceramiento llegó al déficit fiscal, este es mayor al proyectado. Como dice Defilippi, “este es un tema de credibilidad del profesionalismo en el manejo de la política económica” y, como lo han dicho, el sector salud retrocedió durante el gobierno de Humala. El gobierno actual inició con alguna complacencia respecto al anterior, pero ahora vemos a ex ministros responder a observaciones del Ejecutivo.

Un gobierno funciona bien con institucionalidad, pero eso es justamente lo que le falta al país, estamos acostumbrados al presidencialismo. El bailecito y las risas serán menos frecuentes pues, ante un entorno complejo, parecerán falta de seriedad, manejo o control de la situación, aunque PPK no puede dejar de ser PPK.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.