25.SEP Viernes, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Tras la promulgación de las normas en el marco de las facultades delegadas al Ejecutivo, el escenario local ha mostrado eventos con magnitudes diferentes en la prensa diaria.

La corrupción internacional de Odebrecht y sus tentáculos en el Perú, de los que empezaron a salir nombres y cifras. Se hablaba en los círculos empresariales, desde hace años, de las prácticas de esta empresa y otras constructoras brasileñas en la repartija de obras, pero pocos imaginaron la magnitud de esta corruptela: adendas, sobrevaloración, incumplimientos, extensiones y millonarios sobornos. Las sanciones deberán generar una disminución de la corrupción. En el caso del Perú, esto podría ocasionar atrasos en las obras y una probable parálisis, además del efecto moral y la discusión sobre la pertinencia del modelo de concesión. Odebrecht era una organización que en su creación, concepción y ejercicio estaba hecha para delinquir; no ganaban las obras, las compraban.

El caso Puente Piedra y la legitimidad de un peaje que divide en dos un barrio, en un contexto en el que el contrato de concesión anticipaba la posibilidad de un conflicto social. Este peaje debió suspenderse desde el inicio. Falta investigar.

El caso Sodalicio no debe pasar piola, hay suficientes testigos y hechos confirmados como para que el fiscal “sospechosamente” archive el caso pese a que el Sodalicio sí reconoce una reparación a las víctimas. El mismísimo Moroni, superior general, ha sido implicado en los hechos. El monto de la reparación ofrecida es irrisorio; habría que sancionar a los culpables.

¿Cuántos colegios y cementerios tiene esta organización? ¿Qué hacen con los excedentes? Ojalá la comisión investigadora en el Congreso se forme e investigue a la fiscal María del Pilar Peralta. La Iglesia debe ser más firme en el caso, en el cual el Episcopado ha declarado solidaridad con las víctimas, lo que no parece suficiente.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.