12.AGO Miércoles, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

El BCRP es un ente independiente del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y es el encargado de las políticas monetaria (control de la inflación) y cambiaria (manejo del tipo de cambio o precio del dólar). Su objetivo es preservar la estabilidad monetaria, definida como el logro de una meta anual de inflación de entre 1% y 3%.

No tiene una meta con respecto del tipo de cambio, aunque sí interviene en el mercado, comprando o vendiendo dólares para evitar fluctuaciones bruscas. Por eso, vemos que cuando el precio del dólar sube o baja, lo hace de manera suave. El BCRP no fija el tipo de cambio, sino que reduce lo que los economistas llaman “volatilidad”, pues el precio del dólar depende del mercado.

No todos los bancos centrales tienen la misma meta ni un objetivo único; por ejemplo, el banco central de los Estados Unidos (Reserva Federal), además de la estabilidad monetaria, busca el crecimiento económico y el pleno empleo. Tiene objetivos múltiples.

La autonomía del BCRP es clave. La ley orgánica fue promulgada en 1993 y establece que NO puede prestar dinero al MEF ni tampoco a bancos de fomento; tampoco puede establecer tipos de cambio múltiples. Estas funciones sí las tenía durante la década de los ochenta y el resultado fue un caos económico.

La máxima autoridad del BCRP es su directorio y está constituido por siete miembros, de los cuales cuatro, entre ellos el presidente, son designados por el presidente del país para un período de cinco años; los otros tres son nombrados por el Congreso, como acaba de ocurrir hace unos días.

EL BCRP es técnico y no se maneja con criterios políticos. Y justamente ahí radica su éxito en el manejo de la inflación. Desde luego que cada uno tiene sus propios criterios para evaluar al BCRP y todos son respetables, pero quienes vivimos la década de los ochenta sabemos qué pasa si el BCRP pierde su independencia.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.