06.AGO Jueves, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Los resultados económicos no solo dependen de lo que se haga (o no se haga) dentro del país, sino también de los impactos (positivos o negativos) de lo que ocurre fuera. La historia económica del Perú muestra que para tener un buen desempeño económico, se necesita que la economía mundial “juegue a favor”. Ese no sería el caso en 2017.

En primer lugar, la Reserva Federal (Banco Central de los Estados Unidos) aumentaría su tasa de interés en tres oportunidades. Como se sabe, ello encarecería el crédito externo y, además, provocaría una salida de dólares del país y presiones hacia el alza del tipo de cambio.

En segundo lugar, en unos días asume Trump la presidencia de EE.UU. Todo parece indicar que aumentará aranceles, en especial a las importaciones de México y China. El proteccionismo limita el crecimiento económico mundial. Un efecto en contrario podría ocurrir si Trump invierte grandes cantidades en infraestructura, lo que podría aumentar la demanda por metales del Perú. La incertidumbre será el nombre del juego.

En tercer lugar, la Eurozona sigue en problemas. En mayo habrá elecciones en Francia, la segunda economía del bloque, y los vientos nacionalistas que cubren Europa podrían llevar a la elección de Marine Le Pen, conocida como la “Trump francesa” debido a sus propuestas xenófobas y nacionalistas; es conocida su postura de retirar a Francia de la Eurozona.

En cuarto lugar, China parece que encontró su nueva “velocidad crucero” en 6% anual de crecimiento, muy distante del 11% que promedió en el periodo 2002-2012 y que generó el superciclo de los precios de los metales.

Entonces, lo más probable es que el entorno económico externo juegue en contra en 2017. Recordemos que los motores de la economía peruana son la inversión privada y las exportaciones. Con una economía mundial “encogiéndose”, es difícil pensar en una reactivación sostenida a partir de este año. Vientos externos en contra para Perú.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.