23.JUN Viernes, 2017
Lima
Última actualización 05:20 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Toma la posta

Compartir:
Opinión

La economía peruana atraviesa un período de dificultades. El lento crecimiento y los problemas de empleo son cada vez más notorios. Es probable que este año la pobreza no se reduzca. No es que sea pesimista. Es lo que cualquiera observa. Las empresas no invierten y el consumo crece menos.

Todos queremos que esta situación se revierta, aunque también debemos pensar en los riesgos adicionales. En un reciente informe, el FMI los ha dejado claros. En primer lugar, el retraso en la ejecución de proyectos. Los escándalos de corrupción han originado que la inversión pública disminuya 16% en el primer trimestre y que cualquier esfuerzo del gobierno por aumentar la inversión pública sea motivo de sospechas. Hay miedo a tomar decisiones. Un problema similar ocurre con la inversión privada. Una economía no se mueve cuando nadie confía en nadie.

En segundo lugar, todavía no sabemos la magnitud de los daños del problema de El Niño. Pueden ser mayores que los esperados. Y ello implicaría más gasto en una coyuntura en la que ya existe un déficit fiscal (gasto público mayor que el ingreso público).

En tercer lugar, un aumento más rápido que el previsto de la tasa de interés de la Reserva Federal (banco central de EE.UU.). Este 2017 se esperan dos aumentos más.

En cuarto lugar, las dificultades comerciales originadas en un aumento del proteccionismo por parte de las economías avanzadas. No olvidemos que una ola de nacionalismo inunda al mundo. En quinto lugar, una desaceleración mayor de la economía china, nuestro principal comprador de metales.

Como vemos, la situación no es fácil. Y es que la economía se mueve por expectativas. La pregunta es cómo revertirlas. La respuesta parece estar en el campo político. Lo que debemos destrabar es el entorno político, para que los ciudadanos vuelvan a creer


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.