24.OCT Sábado, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Usted compró un producto defectuoso, y tiene dos opciones. De un lado, puede llegar a un acuerdo satisfactorio con el proveedor sin tener que iniciar un proceso ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Propiedad Intelectual (Indecopi). Y, si la empresa incumple, recién intervendría el Indecopi para sancionarla con hasta S/810,000 y ordenarle la reparación, reposición o devolución del dinero. De otro lado, puede iniciar un proceso –que puede durar dos instancias y luego ir al Poder Judicial– para que se sancione ejemplarmente al proveedor y se ordene la reparación, reposición o devolución del dinero.

El Indecopi del gobierno de Humala decidió que lo mejor para los consumidores era la segunda opción (ojo, la multa va a las arcas del Indecopi).

Mientras el del gobierno de PPK ha optado por la primera. Una visión coherente con la línea del nuevo gobierno, pues busca darle más poder de decisión al consumidor, manteniendo el Estado un rol supervisor.

Algunos lectores pensarán que lo ideal sería obtener rápidamente la reparación, reposición o devolución, y que se sancione ejemplarmente a la empresa sin reducir un sol de sanción. Sin embargo, a menos que se trate de una empresa muy cuidadosa de su reputación, será difícil obtener ambas cosas. Para que los proveedores decidan solucionar rápido el problema, deben poder obtener algo a cambio. De otro modo, harán caso a sus abogados que –para ganarse alguito– recomendarán ir hasta el final.

Las recientes modificaciones al Código del Consumidor hechas por el Ejecutivo establecen que el Indecopi ya no podría iniciar procesos sancionadores cuando los proveedores hayan llegado a acuerdos satisfactorios para los consumidores; a menos que luego incumplan estos acuerdos, en cuyo caso sí deberá intervenir para ordenar la reparación, reposición o devolución del dinero, e imponer una multa de hasta S/810,000 que desincentive a “Pepe el vivo”. Me gusta.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.