25.ENE Sábado, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Los políticos son muy formalitos acá. Esperaron a que pase El Niño costero. Ahora ya pueden retomar la interpelación al Ministro Vizcarra, responsable político de renegociar el mal proyecto de Chinchero. Y añadieron otra interpelación, así como otro intento judicial por liberar a Alberto. Ese es el contexto político en el que trabaja un gobierno que sigue creyendo que tiene un problema de comunicación.

La inversión privada, motor del crecimiento que necesitamos para volver a generar el bienestar que es moralmente aceptable, ha caído todos los trimestres desde el primero del 2014. El BCR estima que la inversión privada no minera, minera y pública son 1.1, 3.2 y 0.8 puntos porcentuales del PBI menores que en su mejor momento reciente. Ascenderían a 15.3, 1.8 y 5.1 puntos del producto, respectivamente.

La confianza empresarial, que se recuperó con la entrada del gobierno, está en terreno negativo. Esto sugiere que la inversión privada no se recuperaría. Hay que voltear las expectativas, con hechos.

El Central bajó su tasa y se espera que lo vuelva a hacer. No hay un problema financiero, sin embargo, ni de mala cartera. Los bancos empezarán a prestar cuando los tiempos sean mejores. El sistema solo es competitivo con las corporaciones.

Las reformas de ProInversión y la reconstrucción con cambios contribuirán a mejorar las perspectivas. Ocho de las mayores empresas de administración de proyectos de reconstrucción –e ingeniería– del mundo estuvieron hace poco en nuestro país. Ojalá que contraten a alguna. Lo mismo aplica a ProInversión. O asesores P3. O consorcios liderados por bancos de inversión. Y siempre pueden contar con asistencia técnica de gobiernos. Estoy en Santiago. El interés por nuestro país sigue.

Es hora de tomar decisiones. Y no seguir concentrado exclusivamente en los procesos de reestructuración o diseño en nuestro estado precario.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.