19.ENE Domingo, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Una agencia del gobierno de EE.UU. intervino para precipitar la caída de Vladimiro Montesinos, con quien trabajó y algunos sostienen que trabaja. Vimos a candidatos, congresistas, militares, empresarios y otros, filmados por Huamán y el Doc, mientras que quien debió ser fusilado por filtrar información a la CIA para impedir que Velasco invadiera Chile les daba nuestro dinero o dinero del narcotráfico.

Grabar se volvió un medio válido para participar en política. Varios políticos tienen sus equipos de espionaje o los alquilan, aprovechando que el Estado licencia espías a los cincuenta y pico años de edad.

Otra agencia intervino en esta campaña a favor de PPK, por las mismas consideraciones. Esta es una de las razones principales, sino la principal, del encono contra PPK, de la sangre en el ojo.

El primer audio de Chinchero le costó el puesto al ex ministro Thorne. En este, lo que dice el ministro Zavala es correcto. Explica que el cierre financiero de Chinchero será un desastre. Estoy de acuerdo: hubiera sido explícito que el cofinanciamiento del Estado sería mucho mayor al requerido, tras haber sesgado el contrato en favor del postor débil financieramente. Entiendo que Zavala siempre creyó que había que resolver el contrato. Le disparan por decir lo correcto y haber hecho lo correcto. Lo hacen porque está en la mira tras la conferencia de prensa en que trazó la línea. ¿Cómo se le ocurrió? Hay que adular al que te hace bullying.

También explica que en el gasoducto ellos cometieron un error que le permitió al gobierno salir del contrato. Y describe cómo no se aseguró la tierra antes de construir el Metro 2. En Reino Unido, por ejemplo, el Estado compra la tierra. El Estado requiere estrategia, aliados y operadores para salir de esto. Y los ciudadanos tenemos que oír y pensar antes de hacer un escándalo y no reaccionar como si los audios fueran otro experimento de Pavlov, asumiendo que Zavala hizo algo indebido porque eso nos venden.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.