05.AGO Miércoles, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Espero que la primera piedra de este despropósito populista y merca sepulte el programa de concesiones basura de las casi últimas dos décadas. Pero no veo ni la visión, ni la voluntad, ni la capacidad. Ojalá me equivoque.

Es inaudito que el Estado haya permitido a un consorcio tan débil financieramente asumir un proyecto de esta naturaleza. La tasa que jamás financiaron era la de los bonos basura que hacen millonarios a los que tienen información privilegiada o son timberos. Un inversionista en bonos hubiera más que duplicado su timba si los financiaba y pagaban. Fitch redujo recientemente su clasificación seis peldaños bajo el grado de inversión y podría volver a recortarla. Su acción transa a menos de la mitad del precio al que fue colocada. ¿Quién puso la valla tan baja?

Nick Ashesov fue un referente para quienes hablábamos con inversionistas al inicio de las reformas de los noventa. Ya estaba completamente consolidado. Me da vergüenza leer lo que ha publicado: https://nicholasasheshov.com/2017/01/27/chinchero-lost-in-the-clouds-of-poor-engineering-bad-finance/. Lean su currículo y entenderán que se documenta adecuadamente.

El gobierno dejó pasar la oportunidad política de trazar una línea con Odebrecht. Y acaba de meter el pie en el hueco con Chinchero. Ni siquiera fue populista porque los cusqueños no quieren al consorcio. Ya basta.

A ver si a la tercera va la vencida. Respalden políticamente a Quijandría y Carrillo. Trabajen con ellos un programa de infraestructura nuevo. Elijan por concurso público internacional a asesores integrales o consorcios liderados por bancos de inversión. Encarguen un plan nacional de infraestructura.

Organicen comités por clases de activos que tengan sentido. Traigamos de vuelta a los mejores del mundo, que vinieron para casi nunca concursar. Los contratos basura ahuyentan a los mejores.

Por favor. Es así de simple. Y así de poderoso. No más contratos basura, ni público privados ni públicos.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.