23.JUN Viernes, 2017
Lima
Última actualización 10:35 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Toma la posta

Compartir:
Opinión

La Guerra de Tronos en la que estamos nos está costando en bienestar presente y futuro. Quiero dar tres ejemplos de los costos y lo absurdo del conflicto político.

Empecemos con Chinchero, el hit del otoño. La adenda que firmó el gobierno hizo menos malo el contrato según CAF. El consorcio ha pedido que se añada una cláusula de corrupción al contrato, como Proinversión lo está haciendo con todos los que subastará. Una cláusula así desplomó el contrato del gasoducto. El gobierno tiene tiempo para negociar mejor, ojalá sacando al consorcio voluntariamente. La oposición sigue en modo linchamiento. Hablan de rescisión del contrato sin empacho, escondiendo que eso cuesta cientos de millones de dólares y tiempo adicional. Nadie explica nada en el gobierno. No se menciona, por ejemplo, el desastre del contrato de la Lorena. Acá no importa qué es bueno o malo, sino que tenga lobbistas afines al gobierno para armar el lío político.

A Edmundo Beteta lo sacaron por iniciar una tímida reforma de gestión por resultados, su especialidad, y por enfrentar las varias caras de la corrupción institucionalizada. Dos congresistas de FP y uno de APP lo enfrentaron. La ministra parece haber sacado el cuerpo para que no la saquen del puesto. Supongo que querrá defender una profunda y desconocida reforma del sector. Es indignante que se sacrifique así a otro profesional de primer nivel, que la mafia gane. Miles de miles de peruanos se verán perjudicados.

FA, primero, y FP, al final, derogaron el DL que permite expropiar y sanear terrenos para obra pública. Ya habría segunda pista en Jorge Chávez, por ejemplo. Chinchero y Velasco Astete no hubieran sido un festival de negociados. Eso nadie lo menciona, sin embargo.

Estamos jugando, irresponsablemente, a la ruleta rusa de una crisis política mayor. Y de otro quinquenio perdido. ¿Y el gobierno? ¿Los políticos responsables? ¿Otros líderes?


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.