23.JUN Viernes, 2017
Lima
Última actualización 05:26 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Toma la posta

Compartir:

Columna Patricia Teullet

“El caos no es otra cosa que un orden sin descifrar”. Con esta frase empezó Enrique Sánchez a presentar lo que considera que serán las tendencias que, cada vez a mayor velocidad, cambiarán el mundo. Gran parte de las ideas que el director de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) presentó, requieren mejoras radicales en el Perú, empezando por las áreas de salud y educación.

Hace unos años, se promulgó una ley facilitando la contratación de jóvenes, reduciendo los costos relacionados con dicha contratación, pero exigiendo capacitación a cambio. Fue bautizada como la “Ley Pulpín”.

Cuando se habla de “cambio climático” se percibe un problema en el cual la responsabilidad debe recaer sobre los países desarrollados. La “pateada de tablero” de Trump evidencia que el problema continuará por una sencilla razón: los costos son asumidos de inmediato, mientras que los beneficios se darán a muy largo plazo y probablemente no seamos nosotros quienes los veamos.

Hace mucho tiempo y varios ministros que intento sensibilizar a los funcionarios públicos respecto del trato que se da a los jubilados: antes eran las largas colas frente al Banco de la Nación; luego, en el caso de los maestros, la necesidad de trasladarse a una UGEL caprichosamente asignada para demostrar, de cuerpo presente, que continúan vivos y que, por tanto, todavía tienen derecho a cobrar su pensión de 500 soles después de 25 años de trabajo.

“Los hipster son gente que gasta un montón de plata para verse pobre”. Así me lo explicaron y por eso entendí rápidamente por qué alguien pagaría más de 500 dólares por unas zapatillas que se ven viejas y rotas. Digo, ¡con haberme pedido las mías después de dos años de tenis! (Ese es el promedio que las hago durar). Solo les hubiera cobrado el costo de reposición, y eso…

Hay cantidad de mujeres solas en restaurantes y bares, cualquier día de la semana. En edades entre 30 y 60 años, la primera pregunta que viene a la mente es: “¿y dónde están los hombres?

Dedicado a todos los funcionarios honestos, que son muchos: Los medios en todo el mundo advierten respecto al juego La Ballena Azul.

La situación tuvo que volverse escandalosa para que los representantes del Frente Amplio reconocieran que en Venezuela había una dictadura. A pesar de que la dictadura, con la consecuente restricción de libertades e incluso violación de derechos humanos era obvia desde hacía mucho, la similitud del discurso económico parece generar un extraño sentimiento de solidaridad.

Con gran entusiasmo este gobierno anunció y se abocó al destrabe de importantes proyectos de inversión, especialmente en infraestructura. Con ello se lograría darle dinamismo a la economía y generar un ambiente de confianza que animase a más inversiones.

Después de unos días, volvió el servicio de internet y fue como si me volviera el alma al cuerpo. Uno de los temas era el incidente de la aerolínea United Airlines con el pasajero que se negó a ser ‘voluntariamente’ desalojado del avión en el que se hallaba cómodamente sentado. El video había sido grabado y retransmitido por otros pasajeros, indignados por el hecho.

La Semana Santa se analiza ahora desde una perspectiva económica: caerá la actividad productiva en general, pero se espera algún impacto positivo en el turismo; pero esta vez, limitado por las lluvias.

Debería estar acostumbrada, pero ese cartel de “No hay vacantes. No insista” en la puerta de una obra sigue evocando la imagen de un padre de familia que volverá a casa a informar que no consiguió nada ese día. Y no porque no quiera trabajar, sino porque el país o el mercado no le dan las oportunidades.

Una parte de Lima superó ya la ¿molestia? ocasionada por las lluvias y huaicos: digamos que las aguas regresaron a sus estantes, el cebiche se vuelve a preparar con limón y hasta las mañanas son menos calurosas. Muy cerca, hacia el este, la situación es distinta: los huaicos y la crecida de los ríos siguen causando daños, impiden retomar las actividades cotidianas y mantienen a las personas con miedo a lo que vendrá.

Es muy positivo que la escasez de agua haya afectado también a distritos que suelen contar con medios para cubrir esta necesidad, especialmente para aquellos más jóvenes que “se perdieron” la experiencia de la época de terrorismo. Ahora, sumemos a la falta de agua, el corte de electricidad y a los anaqueles de agua vacíos, anaqueles de todos los demás productos, desde champú hasta leche, también vacíos o semivacíos. ¡Ni qué decir de la carne!

A raíz de las discusiones respecto a la incorporación de temas de igualdad de género en la currícula, una amiga comentó: “Creo que no tendré ningún problema en explicarle a mi nieto que hombres y mujeres merecemos respeto, independientemente de la identidad y orientación sexual. No creo poder explicar que, en nombre de la fe, se ejerza violencia y abuso sexual contra jóvenes y niños”.

¿Qué pasó con el país que imaginamos el 28 de julio? ¿Ese que iba a acelerar la inversión para aumentar el empleo; dar agua y saneamiento a la mayoría y eliminar totalmente la anemia? Y, en cuanto al empleo, ya ni siquiera importa si es formal, como se prometió.

Se da mucha importancia a los “pecados de acción”, pero suelen dejarse de lado los “de omisión”, que pueden causar tanto o más daño que los primeros. Cuando un funcionario recibe un soborno para amañar una licitación, ese dinero (y más) se restará de recursos que podrían haberse usado para campañas de vacunación. Si un policía recibe dinero para no poner una infracción, está actuando de manera corrupta y degradando a todo el cuerpo policial, restándole autoridad, respeto y prestigio.

Un padre regaña a su hijo por haber robado el lápiz de un compañero de escuela. Lo castiga y le dice: “¿Por qué robaste el lápiz? Sabes que basta con que me lo pidas y te puedo traer cuantos quieras”. Con este cuento empieza Dan Ariely a explicar cómo es que las personas logramos relativizar y racionalizar un comportamiento deshonesto. Finalmente, sostiene que cuanto mayor sea la distancia del comportamiento incorrecto y la idea de estar apropiándose de dinero, más fácil es que continuemos sintiéndonos honestos.

Veranear en la playa era sinónimo de libertad; la primera vestimenta del día era el traje de baño y, de allí en adelante, los shorts, polos y sandalias para montar bicicleta sin límites ciertos; para caminar, leer “chistes” (prohibidos en casa), mojarse en carnavales y hasta enamorarse eternamente, por tres meses.

Eso de que “la mujer del César no solo debe ser honesta, sino también parecerlo” necesita revisión, al menos a la luz de los hechos y personajes relacionados con las empresas constructoras brasileñas y los juicios y prejuicios de la prensa.

Ahora se llama bullying pero, en los colegios siempre ha habido alguien a quien “se agarraba de punto” para volverlo blanco de burlas y maltrato. La víctima suele ser una persona tímida, o con algún defecto físico, o simplemente aquella que el bravucón de turno decida señalar.

Recibí un mensaje en el que se me advertía tener cuidado con la “ideología de género”. Respondí preguntando cómo era que el género tenía ideología. Nadie me contestó y tuve que investigar yo misma.

¡Qué divertido es el Perú! Lástima que el espectáculo nos cueste tan caro. La población continúa esperando el inicio del círculo virtuoso que el gobierno ofreció a partir del incremento de la inversión: más inversión – mayor crecimiento – más empleo – más ingresos – más consumo y bienestar – más inversión…

Como parte de una campaña de salud, se revisó la dentadura de 1,200 niños en la zona de influencia de una empresa minera. Resultado: ¡solo 4 estaban libres de caries! Eso explica las sonrisas desdentadas de lindas niñas quinceañeras unos años después, y también la gran cantidad de consultorios que ofrecen “una dentadura perfecta” en diversos puntos de la ciudad, especialmente en los que más migrantes reciben. Proteger un diente contra las caries cuesta un sol. Pero, aparentemente, no hay presupuesto para hacerlo.

Julio es lavador/cuidador de autos. Antes podía lavarlos en la calle, ahora dice que la municipalidad le impide ‘chambear’. Esta mañana me pidió que, por favor, ‘le adelantara’. Su hijo estuvo enfermo y lo tuvo que llevar a la posta. Dejó de trabajar dos días y no tenía cómo pagarle a la señora que le vende la comida; le debía 110 soles y ya ella le había dicho que no podía esperar.

Después de una situación difícil, suele darse un distanciamiento en las parejas. Una crisis puede generar un quiebre definitivo, pero puede llevar también a una maravillosa reconciliación.

Esta es la época del año que alguna gente espera con entusiasmo e ilusión: unos para que llegue y otros para que (¡por fin!) termine.

Cuando escuché a mi interlocutor hablar del problema de “proyectos embalsamados”, casi lo corrijo. Afortunadamente no lo hice porque me di cuenta de que ese era el término correcto y no el de “proyectos embalsados” como ingenuamente creía.

Es un problema de S/12,000 millones. Cuando Sandro Fuentes presentó la cifra en el CADE, quedó más claro por qué la simplificación administrativa es difícil de lograr: porque de ello viven muchas instituciones públicas.

Hoy en día, muchos de los productos que compramos vienen con instrucciones en varios idiomas e incluso con el gráfico correspondiente. A los fabricantes, especialmente cuando se trata de productos de calidad, les interesa que esa calidad se mantenga y, especialmente, que sea percibida por el cliente.

El momento de publicación de la resolución que aprueba la extradición de Manuel Burga a los Estados Unidos no podía haber sido más inoportuno: por supuesto que no ha sido el caso, pero parece decir “se me escapó Nadine, pero a cambio, aquí te entrego a Burga”.

La rutina aburre, pero también salva vidas. Hace unos años, se publicó El efecto checklist, de Atul Gawande, explica la importancia que tienen las listas de verificación en actividades tan diversas como la atención de salud hasta el pilotaje de aviones. Y, aunque parezca paradójico, es importante para tareas recurrentes precisamente porque las hacemos mecánicamente.

Cecilia Blume explicó que, a diferencia de los demás dirigentes de la Conmebol, ni Burga ni Bauzá habían recibido soborno alguno. Ante el requerimiento de extradición, Uruguay respaldó a su ciudadano. Parecía que también Perú velaría por un trato justo: la Corte Suprema, en su sentencia, dice que la acusación de la corte americana “se refiere a hechos genéricos, que no describen en forma concreta (…) (La corte) no señaló cuáles son las transacciones financieras (…) que realizó el extraditable (…) tampoco señaló si Manuel Burga transportó, transmitió o transfirió (o intentó transferir) (…) fondos desde EE.UU. o desde fuera hacia ese país (…)”. Es decir, Burga lleva un año en la cárcel sin que haya nada que pruebe que cometió siquiera un delito; solo declaraciones de una fiscal que no ha podido presentar una sola prueba. Pero, por alguna (muy) extraña razón, la corte peruana se puso “creativa” con el tratado de extradición.

En la Edad Media, una de las pocas oportunidades de entretenimiento las daban los castigos públicos que el pueblo acompañaba y celebraba burlándose, escupiendo o lanzando objetos contra los sentenciados. Muchas veces estos habían sido acusados, injustamente, por algún vecino a manera de venganza o para apropiarse de un bien que el acusado poseía.

Este gobierno empezó con toda la intención de retomar el proceso de crecimiento, destrabando los muchos proyectos que habían quedado prácticamente congelados durante el gobierno de Humala: proyectos de infraestructura cuya construcción generaría empleo directo y reactivaría también otros sectores, los cuales permitirían luego aumentar nuestra productividad.

El Perú está comprometido con la organización de los Juegos Panamericanos. No es la primera vez que un gobierno tiene que asumir el compromiso de uno anterior; sucedió con APEC el 2008 y en noviembre. La diferencia es que, en ambos momentos, el Perú tiene mucho por mostrar y una agenda que promover: ratificar sus principios de economía de mercado y atraer urgentemente la inversión ahuyentada durante el periodo de Humala.

No hay medicamentos porque no hay divisas ni para importarlos ni para comprar los insumos requeridos para fabricarlos. Los médicos ven, impotentes, pacientes que morirán porque no hay anestesia para hacer operaciones. Las estadísticas que el gobierno intenta ocultar muestran un incremento en la mortalidad neonatal, y en el porcentaje de niños con bajo peso al nacer, debido, fundamentalmente, a la mala nutrición de la madre.

¿Será que el congresista Lescano se está ‘colando’ en el Ejecutivo? Es la única forma de entender que el nuevo Reglamento de Tránsito exija que, para conducir un auto, se deba seguir un curso de mecánica y otro de primeros auxilios. ¡Y una que pensaba que solo algunos congresistas podían dar este tipo de normas!

Hace algunos años, la diplomacia estadounidense se enfrentó al gobierno de Singapur debido a la pena que este último había impuesto a un joven que había rociado diecinueve automóviles con pintura en spray. La condena era de cuatro años de prisión y… seis azotes con una vara, algo inaceptable en el mundo occidental.

Cuando nos referimos al Perú frente a un extranjero, hablamos de su comida antes que de Caral, Sacsayhuaman, o el mismo Machu Picchu.

¿Paga usted Essalud, CTS y abona en algún fondo de pensión a la persona que le ayuda a realizar las labores domésticas? ¿Ha verificado si los porteros de su edificio están en planilla?

El mensaje del presidente Kuczynski propuso alcanzar el sueño de hacer del Perú un país moderno, unido, con acceso a salud y educación de calidad; con agua de calidad en todos los hogares y saneamiento; sin violencia, y sin discriminación.

La mayor parte de mis jefes ha pertenecido a la generación de los baby boomers: conservadores, jerárquicos, muy conscientes de las formas. En los 80, los contratos se negociaban por télex, y la modernidad estaba asociada a una máquina de fax, con papel térmico, en rollos y muy costoso. Las reuniones eran ‘cara a cara’. Las cartas que llegaban pasaban por tres escritorios y sendas aprobaciones ida y vuelta. Con suerte, se respondían en 10 días. El regalo de cortesía que trajo un banquero canadiense en su visita a Lima sirve para ilustrar lo que se vivía en los 80: dos kilos de azúcar blanca, que agradecimos con entusiasmo.

Habló para todos y no tuvo que mencionar la palabra ‘inclusión’. Hizo levantarse a sus ministros para que los vieran, con eso dejó claro que confía y delega; ellos le reportarán a él, para lograr alcanzar el sueño de tener un país que brinde oportunidades.

Seis mil casos de violencia familiar y sexual, según datos del Ministerio de la Mujer, son una de las cifras más lamentables que ilustran la situación social en el Perú. No solo se pone de manifiesto la vulnerabilidad de las mujeres, sino también la incapacidad o desidia de las autoridades y del Estado para actuar contra los perpetradores y para protegerlas.

Cual si pronunciara el peor de los calificativos, la congresista Cecilia Chacón (Fuerza Popular) casi ha acusado al presidente Kuczynski y al futuro premier de ‘ser empresarios’.

Edición Impresa
Lo más leído